606.720.783 info@geicom.es

Home   Optimización de facturas

Optimización de facturas

geicom-optmizacion-facturas

La electricidad que nosotros consumimos se compra y se vende todos los días y son las compañías eléctricas y los grandes consumidores quienes la adquieren a todas horas en el mercado mayorista, OMIE, pagando por ella su precio real. Las compañías eléctricas estiman el precio de la electricidad durante la vigencia del contrato, que después reflejan en la factura, lo conocido por PRECIO FIJO.

Comprar energia, sólo la que tú necesitas y pagar por ella su precio real, ya es posible. Paga el precio real de tu consumo y ahorrarás.

Precio fijo

Actualmente la forma más habitual de contratar energía eléctrica es mediante un contrato de precio fijo. Para ello, las comercializadoras estiman el precio de la electricidad durante la vigencia del contrato y sobre ese valor añaden su margen de beneficio y el resto de conceptos regulados. Pero ¿qué coste de la energía han fijado, si es tan fluctuante? No lo sabemos, pero es fácil imaginar que el más alto del año para cada periodo e incrementado con una prima de riesgo para cubrirse las espaldas.

Este hecho supone pagar un precio estimado durante todo el periodo que dure el contrato que puede no corresponder con el precio real de la electricidad.

Precio indexado a POOL o compra directa en el mercado

Contratando un precio indexado a POOL, se paga la energía al precio que en realidad se está vendiendo en el mercado eléctrico más el beneficio del comercializador y el resto de conceptos regulados.

OMEI es el operador del sistema eléctrico. Es el órgano que regula permanentemente la solicitude de compra por parte de los comercializadores y la capacidad de energía que pueden producir las empresas generadoras.

Las empresas que contratan Tarifa Indexada respecto a la Tarifa Fija se evitan pagar durante el periodo del contrato la prima de riesgo asociada a toda Tarifa Fija, y además se aprovechan de las horas en las que la energía es más barata, incluso de aquellas en las que el coste es de 0,00 €.

Este tipo de contratos no es demasiado frecuente debido a la falta de información a los consumidores, pero puede suponer grandes ahorros.

Es habitual que nos preocupemos por el precio de la electricidad, lo que no es tan habitual es saber que el precio de la electricidad supone algo menos del 50% del total de nuestra factura.

Tener una factura optimizada a la realidad de lo que consumimos es básico para pagar menos.

Optimizar el tipo de tarifa, el término de potencia, energía reactiva, etc. son básicos en el ahorro tarifario. Desde GEICOM te realizamos un informe detallado sobre tu consumo para que tengas claro que pagas lo que debes pagar, ni un céntimo más.

Ejemplo de un informe de optimización de facturas eléctricas.